top of page
  • Foto del escritorAarón Almansa

Innovación en tiempos de incertidumbre

En tiempos de disrupción y gran incertidumbre, la mayoría de las empresas adoptan la estrategia de proteger lo que tienen, y esperar el regreso a la “normalidad”. Este enfoque que aparentemente parece prudente, está demostrando ser una estrategia arriesgada. Las circunstancias cambiantes de los mercados tienen un impacto relevante en los modelos de negocio empresariales. Sólo hay que pensar en lo que hemos vivido en los últimos meses: problemas estructurales de la cadena de suministro, inflación, aumento de los tipos de interés, disrupción tecnológica y los retos de sostenibilidad.

En un entorno tan dinámico y cambiante, es muy poco probable que simplemente optimizando los costes y aumentando la productividad, se consigan los objetivos de crecimiento que persiguen la mayoría de las empresas. Con este enfoque, es incluso complicado esperar que los ingresos o los márgenes continúen como antes.


Adoptar simplemente medidas defensivas no es una buena estrategia, significa caer en una “artrosis empresarial” que evita tomar acciones más atrevidas. Las empresas que lo hacen tienden a quedarse atrás y dejan de ser competitivas.

Para poder crecer y asegurar el éxito a largo plazo, resulta necesario buscar oportunidades y nichos emergentes de crecimiento. Es ahí donde aparece la innovación como elemento clave para conseguir un rendimiento alto y sostenible en el tiempo.

La innovación es esencial para la resiliencia y la creación de valor a largo plazo porque crea flujos de ingresos no cíclicos. De hecho, apostar por la innovación en estos momentos, puede ser mucho más seguro que invertir en cambios incrementales.

Un reciente estudio de Mckinsey indica que la mitad de los ingresos de las empresas en los próximos 5 años, provendrán de productos, servicios y negocios completamente nuevos.


Aspectos Clave

Cada empresa y su estrategia de innovación es única y puede requerir un enfoque diferente según las circunstancias específicas de la compañía y el sector. Sin embargo, describimos a continuación ocho aspectos clave a tener en cuenta para garantizar el éxito de la innovación empresarial:

  1. Conocer las necesidades del mercado: Antes de comenzar cualquier proyecto de innovación, es esencial analizar las tendencias del mercado, conocer las necesidades de los clientes y monitorizar lasacciones de la competencia. Todo ello nos permitirá anticiparnos y dirigir la innovación en la dirección correcta de cara a maximizar su impacto en el negocio

  2. Detectar las necesidades y problemas de la compañía, lo que implica recopilación y análisis de datos, escucha activa a los clientes, e identificación de oportunidades de mejora tanto a nivel de eficiencia operativa, como de desarrollo de nuevos productos o servicios

  3. Establecer Objetivos realistas y actuales, adaptados a las circunstancias de los mercados y a las necesidades de la empresa. Un claro ejemplo son muchas empresas energéticas que, viendo su negocio principal en declive, han optado por expandirse y entrar en un segmento de alto crecimiento como las energías renovables

  4. Asignar recursos adecuados: La innovación no es gratis. Requiere tiempo, esfuerzo y recursos apropiados para ser efectiva. A medio y largo plazo, el coste de innovación siempre es inferior al coste de no hacerla

  5. Fomentar una cultura corporativa innovadora: Es importante crear un ambiente de trabajo en el que se promueva la innovación, se valore y apoye

  6. Trabajar en equipo. Innovar en la empresa requiere la colaboración de diferentes departamentos y disciplinas. Trabajar de forma coordinada desde diferentes perspectivas para conseguir una solución completa y sostenible

  7. Ser flexible y adaptable: Las circunstancias cambiantes pueden requerir un enfoque dinámico. Por ello hay que estar preparado para pivotar y ajustar la estrategia de innovación según sea necesario

  8. Evaluar y medir el éxito: Para asegurarse de que se están logrando los objetivos deseados e identificar oportunidades para mejorar y ajustar la estrategia en el futuro.

Innovar: Mucho más que Tecnología

Innovar no es simplemente adoptar nuevas tecnologías. La innovación en esencia consiste en mejorar la situación actual haciendo algo diferente.

Muchas organizaciones focalizan su proceso de innovación en aplicar la última tecnología de moda, sin analizar por qué debería usarse o qué va a aportar y sin modificar sustancialmente sus procesos de negocio anteriores. Este enfoque es una innovación vacía, que en muchos casos no sólo no ayuda a mejorar, sino que incluso perjudica el proceso anterior.

La innovación puede emerger en cualquier ámbito de la organización con la implementación de nuevos productos o servicios, optimización de procesos operativos, o cambios organizativos. En todos esos ámbitos de actuación la tecnología puede ser el soporte y catalizador para conseguirlo. El objetivo es mejorar y aportar valor que impacte en la rentabilidad y crecimiento del negocio


Prácticas Esenciales

Destacamos aquí 3 vías esenciales en la innovación empresarial, particularmente importantes en tiempos de incertidumbre:


1. Diferenciar la propuesta de valor y aprovechar mercados complementarios. En situaciones de incertidumbre, es siempre un buen momento para que las empresas busquen oportunidades de diversificación o expansión fuera de sus negocios principales. Se trata de aprovechar oportunidades en mercados adyacentes, ya sean cercanos al negocio principal como, por ejemplo:

  1. Los proveedores de “delivery” que han encontrado un nuevo y valioso nicho en la entrega de alimentos en restaurantes

  2. Fabricantes de vehículos eléctricos que están ahora monetizando la producción y el reciclaje de baterías

o incluso en adyacencias más lejanas para efectuar cambios más drásticos, como por ejemplo algunas empresas agrícolas que han pasado de vender maquinaria agrícola y fertilizantes, a construir ecosistemas y brindar información para ayudar a los agricultores a ser más productivos


2. Evolucionar el modelo de negocio. Aprovechar nuevas oportunidades ya sea alineándose con las tendencias emergentes o aventurándose en mercados complementarios, requiere habitualmente cambios en el modelo de negocio. Estos cambios afectan más a competencias básicas que a inversiones, y consiguen una organización más adaptable y resiliente. Un cambio del modelo de negocio puede implicar evoluciones de propuestas de valor, modelos económicos, modelos de producción, irrupción en nuevos mercados y el uso de activos y capacidades. Por ejemplo, la optimización de la logística, pasar de vender productos a ofrecer servicios, o pasar de B2B a B2C. Estas transformaciones pueden brindar a las empresas beneficios tácticos a corto plazo, que a menudo acaban por convertirse en beneficios estratégicos. Por ejemplo, un fabricante de zapatos tradicional decide ofrecer zapatos reciclables por suscripción. Cuando un cliente devuelve un par al final del contrato de arrendamiento, la empresa usa esos materiales usados, para construir nuevos zapatos


3. Ampliar las alianzas con socios externos. En los últimos tres años, las empresas con mejor desempeño económico han duplicado sus inversiones en nuevas alianzas. Las asociaciones de empresas permiten escalar más fácil y rápidamente nuevos modelos de negocios o implantar ofertas que tardarían mucho tiempo en desarrollarse orgánicamente.

La actual volatilidad del mercado ofrece buenas oportunidades para ampliar la red comercial ya sea con acuerdos de colaboración o incluso con fusiones y/o adquisiciones. Con la aparición de un gran número de empresas emergentes y una menor disponibilidad de capital riesgo, los empresarios pueden llenar el vacío de financiación, y obtener acceso a capacidades y tecnologías importantes.

Por ejemplo, una empresa europea de energía se asocia con una firma de capital privado para crear un grupo empresarial que construye y gestiona la infraestructura energética de los clientes. El nuevo negocio permite a sus clientes hacer la transición a fuentes de energía renovables (ayuda a los operadores de flotas a cambiar a vehículos de cero emisiones)


Casos de Negocio

Hay muchas empresas que han aplicado estrategias de innovación en tiempos de incertidumbre para garantizar su crecimiento a largo plazo. Aquí hay algunos casos de éxito muy conocidos:

  1. Amazon: Durante la pandemia aceleró su estrategia de innovación en logística y transporte para satisfacer el enorme incremento de la demanda de compras online, y logró un crecimiento sin precedentes

  2. Zoom: La popularidad de la plataforma de videoconferencia explotó también durante la pandemia y la compañía ha aprovechado el momento para seguir innovando y mejorar su solución, adaptándola la a las necesidades de sus clientes y circunstancias del mercado.

No sólo a nivel intrenacional. También en España hay algunos ejemplos claros:

  1. Naturgy: Ha adoptado un enfoque innovador para abordar los desafíos ambientales y energéticos, y está trabajando en soluciones sostenibles y de baja emisión de carbono. Han logrado una reducción significativa en sus emisiones de carbono y han mejorado su eficiencia energética gracias a este enfoque innovador en la sostenibilidad

  2. Everis: Esta empresa de consultoría tecnológica es pionera en España en la aplicación de tecnologías emergentes como la inteligencia artificial y la implementación de soluciones en la nube. Gracias a su estrategia innovadora han logrado un crecimiento sostenible de sus ingresos y han incrementado su presencia en el mercado

  3. BBVA: Es uno de los bancos líderes en la innovación financiera en España y ha aprovechado la digitalización para mejorar su oferta y brindar una mejor y más segura experiencia a sus clientes. Han conseguido mejorar significativamente la satisfacción del cliente y la eficiencia operativa gracias a su enfoque en la innovación y transformación digital.

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page