• Aarón Almansa

Inteligencia Artificial, Apple y Música

En la actualidad, al igual que ocurre con el mercado audiovisual de series y películas, existen muchas plataformas que ofrecen música en streaming como Spotify, Apple Music, Amazon Music, …. En todas ellas la oferta de canciones y artistas es muy similar.


Para liderar este mercado y atraer a más usuarios, las plataformas han mejorado su interfase de usuario para ofrecer una experiencia ágil y fácil, y ahora tratan de ofrecer un extra de personalización a las canciones. El objetivo es conseguir que una canción se pueda personalizar y escuchar de forma diferente a la versión original que puede ser escuchada en cualquier otra plataforma.


La inteligencia artificial permite implementar este nivel de personalización y así poder diferenciarse de la competencia. No se trata de hacer recomendaciones de canciones. Eso ya existe desde hace años en todas las plataformas. Lo que se pretende es ir más allá, y poder reinterpretar una canción cambiando su ritmo, género e incluso instrumentos, para crear en tiempo real un tema único, que nadie más haya escuchado antes.

Apple está muy interesado en esta tecnología y ha anunciado recientemente la adquisición de una startup inglesa llamada AI Music que usa tecnologías de inteligencia artificial (IA) para generar música personalizada.

AI Music es una empresa pequeña con 10-15 empleados y sede en Londres que fue fundada en 2016. Lo interesante de esta compañía es la plataforma que han creado llamada Infinite Music Engine, que capta y analiza las bioseñales que el usuario autoriza como ritmo cardíaco, actividad, localización, hora del día, … , y utilizando estos parámetros, es capaz de modificar el ritmo de la música dependiendo de las pulsaciones (momentos de relax o de actividad frenética), localización (en casa tumbado en la cama o en el gimnasio), el tiempo (si está lloviendo o hace un sol espléndido),… De esta forma, es posible escuchar la misma canción con una versión más “acústica” por la mañana”, con toques de "deep house" de camino al gimnasio, o un poco más jazzística” por la noche.

También es posible usar esta plataforma para adaptar de forma dinámica la banda sonora de los videojuegos, y conseguir que cambie la música en función de si el protagonista está explorando, luchando, o manteniendo una conversación, o que la música que escuchamos durante un entrenamiento pueda ir variando según la intensidad de la sesión o del ejercicio en concreto que estamos realizando.


AI Music había focalizado su modelo de negocio hasta ahora en empresas de publicidad, para crear anuncios más atractivos que reprodujeran música diferente según la audiencia. Apple la utilizará para completar su portfolio de servicios de audio, e integrará Infinite Music Engine en su plataforma Apple Music, para ofrecer esta opción de música personalizada a sus usuarios.


Aunque no es una adquisición importante en términos económicos, el acuerdo es interesante porque cada vez es más raro que Apple haga adquisiciones, y porque muestra su apuesta por este mercado. De hecho, la última compra reportada por Apple fue también de una compañía de música (Primephonic), otra startup que ofrecía un servicio de transmisión de música clásica, y que Apple pretende convertir en una aplicación vinculada a Apple Music este año.



6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo